Una boda no tiene por qué ser algo de dos. Cuando el amor de tu vida ya no es sólo tu pareja sino también tus hijos, hacerles partícipes del acontecimiento lo hará todavía más especial.

 

Os ayudaremos a integrar a los niños en la ceremonia, haciéndolos también protagonistas del evento.

Los niños, tengan la edad que tengan, pueden colaborar en un sinfín de actividades. En los preparativos pueden participar en la prueba del vestido, en el diseño de las invitaciones, en la decoración con dibujos suyos, eligiendo el menú...

 

Y el "Día B" podéis optar a que intervengan de la forma más clásica como llevar las arras, la cola del vestido de la novia, leer las lecturas o poemas en la ceremonia... También pueden tener un mayor protagonismo y acompañar a los novios al altar ejerciendo de padrinos o preparar una coreografía todos juntos para el baile de boda.