Sabemos que hay parejas a las que os apasiona la idea de organizar vuestra propia boda y disfrutáis preparando durante meses esa fecha tan especial.

Pero esta opción puede traer varios inconvenientes "El día B”.  Podéis llegar a sentir que estáis trabajando en lugar de disfrutar de vuestro día. Encargar trabajos a vuestros familiares y amigos puede llevar al caos y os encontráis indefensos frente a los imprevistos que puedan surgir.

Nosotros seremos vuestros asistentes del día del enlace (desde horas antes de la ceremonia hasta que finaliza el primer baile) trabajamos para que todo salga perfecto, tal y como lo habéis planeado.